Un hambre irlandesa

Sobre tres años ya hace que anduve por las tierras irlandesas, y hubo un tema que apunté para averiguar un poco de él, pero que por unas razones u otras se fue quedando en el baúl de los recuerdos.
Paseando por la ribera del Liffey, cerca del Custom House (Oficina de Aduanas), se encontraba un conjunto de esculturas de bronce, que representaban una serie de individuos demacrados. Este singular conjunto escultórico se realizó en memoria de los caídos durante la Great Famine (la Gran Hambruna) del siglo XIX, o en gaélico an Gorta Mór. En esos momentos me llamó la atención de semejante recuerdo a una catástrofe, pero cuando poco a poco, fui rascando en la historia, se va entendiendo las dimensiones que alcanzó tal catástrofe y, por otro lado, la viva polémica que esta despierta en Irlanda.
Ésta se produjo entre 1845 y 1849-52. La causa inmediata de esta hambruna fue la plaga que acabó con varias cosechas de patatas, alimento esencial, por no decir único, de los irlandeses de aquella época. La hambruna fue de tales dimensiones que la población, que había aumentado como en toda la Europa de la Revolución Industrial, de más de 8 millones de habitantes, entre las muertes y la emigración, que se produjo desde entonces, quedó en poco más de 4 millones. Hubo más de un millón de muertes y fue el inicio de la enorme diáspora irlandesa, no sólo a Inglaterra, sino sobre todo al Nuevo Mundo.
Por lo que he podido leer en las primeras páginas que he encontrado por la “red de redes”, el argumento de todas y principal es que la culpa fue del gobierno inglés, que imbuido del dogmatismo del liberalismo librecambista, o sea, la NO intervención del gobierno, dejó que la hambruna provocara una de las mayores catástrofes humanas del siglo XIX. Pero, como no suelo conformarme con la primera explicación que me dan, bueno, pues… uno sigue rebuscando. Con este argumento quedan muchas preguntas en el tintero, como ¿por qué el alimento principal de los irlandeses era la patata? ¿por qué no experimentó Irlanda el mismo proceso industrializador que su vecina Inglaterra? Que yo sepa, en Inglaterra desde que se produce la Revolución Industrial no va a volver a sufrir una hambruna estilo Antiguo Régimen. ¿Qué hacía diferente a Irlanda?
Lo primero que hay que decir es que Irlanda fue una isla ocupada y conquistada por los ingleses, que, de hecho se repartieron la propiedad de la tierra. Es decir, a los irlandeses se les impuso un régimen de propiedad que les marginaba, principalmente si eran católicos. El Common Law inglés, algo parecido a nuestro Derecho Romano, solía proteger los derechos de los arrendatarios. Por ejemplo, si el dueño de una tierra quería recuperarla de su arrendamiento estaba obligado a indemnizar al arrendatario por todas las mejoras que este hubiera hecho en la misma para mejorar la explotación. Es decir, el arrendatario no perdía la inversión de capital que había hecho. En Irlanda, no ocurría esto, con lo que se desincentivaba que los campesino invirtiesen en mejorar las explotaciones y los rendimientos. Vamos para qué, si lo puedo perder en cualquier momento.
Por otro lado, los landlords o grandes terratenientes eran absentistas en su inmensa mayoría. Vivían en Inglaterra, despreocupándose de invertir en sus tierras. De todas formas… para que invertir si tengo un ejército legal de esclavos, legalizado por el Estado claro, aunque no se les denomine esclavos. Como no estaban allí, dejaban la explotación en manos de administradores, en su mayoría protestantes, que arrendaron las tierras a la población local a cambio del trabajo y la cosecha comercial, en estos momentos los cereales y concretamente el trigo. La competencia por la tierra dio como resultado altos alquileres y más pequeñas parcelas, lo que empujo a los irlandeses a la subsistencia.
Por otro lado, la absurda ley de propiedad en Irlanda obligaba a repartir las tierras por igual entre todos los herederos, por lo que los huertos en propiedad cada vez eran más reducidos. Las patatas se convirtieron en un alimento esencial que daba suficiente sustento a animales y humanos. Y conseguir para completar una parcela de un landlords trabajándola podía mejorar las perspectivas.
Bien, ahora el entorno histórico. Durante las Guerra Napoleónicas, y por el bloqueo continental al que sometió a Inglaterra Napoleón, el precio del trigo inglés se disparó. Era un buen negocio para los terratenientes, pero… tenemos un problema la guerra acabó. Entonces el Parlamento aprobó las Corn Laws en 1.815, una serie de aranceles que protegían la agricultura inglesa del cereal y de paso protegían el pedazo de negocio que se habían montado los terratenientes. En el caso de los terratenientes absentistas irlandeses, decidieron aumentar el terreno asignado al cereal ya que era muy rentable disminuyendo el que dejaban para explotación propia de los irlandeses y aumento de explotación de tierras. Un aporte fundamental en el incremento de la producción fue el campesino irlandés, poco más que un siervo sin tierra. Pero estimuló aún más el crecimiento de la población, aunque el ritmo de crecimiento se redujo una década antes de la Hambruna.
Esto se podría alargar con más datos, pero creo que estos son los más importantes y que el blog no da para un tratado. Pero…, qué elementos tenemos ya en la ecuación. Por un lado, un derecho de propiedad inexistente, ya que no respeta los principios de la propiedad privada, para favorecer a unos pocos. Como efecto una población en el límite de la subsistencia y dependiente de un solo cultivo para alimentarse. Por último, una alteración del mercado protegiendo los intereses de una minoría aristocrática que vendía, principalmente el trigo a precios exorbitados y sin competencia, vamos un monopolio.
La Revolución Industrial para la década de los 40 del siglo XIX ya está muy desarrollada en Inglaterra. Los manufactureros y los obreros fabriles, principalmente protestaban por los elevados precios del pan. En 1.839, se crea la Liga Anti-Corn Laws, para acabar de una vez con los elevados precios del pan que los obreros demandaban. En 1.845, se consigue una reducción del arancel y en 1.849 su total supresión, hundiendo los precios del trigo. Pero, el precio del trigo ya empezó a desplomarse desde 1.847.
En 1.845, se produce la plaga y se pierden varias cosechas de patatas en los sucesivos años. Ante la caída de los precios, los landlords convirtieron las tierras de cereal en pastoreo. Por otro lado, en 1.844, se aprobó la Peel’s Bank Act (Ley Bancaria de Peel) que impuso una enorme restricción de crédito. Con la conversión de muchas tierras de laboreo en pastos, ingentes cantidades de irlandeses se quedaron sin trabajo. El panorama se vuelve realmente oscuro. Ante la emergencia el gobierno británico abrió workhouse (casas de trabajo público), comedores y construcción de carreteras, para lo que tuvieron que aumentar los impuestos. Como vemos, la supuesta impasibilidad del gobierno es más que dudosa. La subida de impuestos espantó la iniciativa privada de caridad o por lo menos la redujo bastante, ya que si no tienes apenas para ti no vas a pensar en los demás. Pero, tal vez el efecto más pernicioso de estos programas de trabajo público fue que hacinó a los trabajadores favoreciendo la expansión de enfermedades producto del hambre.
Pero, lo más surrealista, en la supuesta acusación contra el librecambio, es la reacción del gobierno británico ante la ayuda internacional. Massachusetts envió un buque de grano para Irlanda, que las autoridades británicas bloquearon, con la excusa de que alterarían los precios del mercado…????? El librecambio significa lo que dice cambio libre entre individuos, si unos individuos quieren dar gratuitamente a otros ¿cuál es el problema? El más absurdo de todos fue el caso del Sultán de Turquía, que ofreció 10.000 libras en ayuda y el gobierno británico le pidió que las redujera a 1.000 para no avergonzar a la reina Victoria de Inglaterra que sólo había prometido 1.000. La realidad puede superar a la ficción y de hecho cuando leí esto era de auténtico surrealismo.
Hay algunos factores más, aunque menores, Pero, lo que se me antoja en realidad, es una mezcla de prejuicios contra los irlandeses e hipocresía del gobierno británico. Los irlandeses eran tachados de indolentes, cuando realmente nunca les dejaron levantar cabeza, no por abandono, sino por todo lo contrario y a veces incluso con mala fe, a mi parecer. Los irlandeses, hasta entonces no tuvieron apenas derechos ni siquiera al de la propiedad, eran meros siervos, pendientes a que un cúmulo de factores coincidiera para provocar una catástrofe como esta. Tal vez, la muestra más aterradora de ese “racismo” sea que algunos clérigos ingleses pensaban que fue un castigo de Dios por sus pecados.
Estos son los hechos que yo resalto, cada cual puede hacerse una opinión. Por cierto, si alguien quiere proponer un tema de historia o de algo que pueda ayudarle, adelante por favor.

Anuncios
Categorías: Uncategorized | Etiquetas: , , | 2 comentarios

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.